1.

Terapia Psicoenergética

bridge-1385938_1920.jpg

Nuestro sistema energético engloba cuerpo, mente y espíritu, y se nutre a través de centros energéticos como chacras, meridianos, y el campo energético que nos rodea. Además, interactúa con nuestro inconsciente, que guarda las memorias de las experiencias vividas y en función de ellas determina nuestra forma de pensar, sentir y actuar en un 95% de las ocasiones. 

Ahora sabemos que debemos tratar la salud humana de una manera global, profunda y holística, abarcando no sólo la parte física, biológica y nutricional, sino también la mental, energética y espiritual. Aquí incide la Terapia Psicoenergética, que utiliza un gran número de técnicas y terapias, sencillas y eficaces, que puede sumarse y ser compatible con cualquier otro tipo de terapia.

Entre las terapias y herramientas utilizadas:

  • Test kinesiológico: confirma de manera sencilla y precisa tanto el desequilibrio principal como el tratamiento a emplear de manera personalizada, ya que ciertos músculos se debilitan ante estrés, bloqueos, alimentos que nos perjudican, etc.

  • Psicosomática y biodescodificación de síntomas: diagnóstico, junto con test kinesiológico, del origen real de síntomas o enfermedades físicas, que pueden ser de tipo emocional, físico o mental, para su posterior tratamiento y eliminación con terapias energéticas.

  • Liberación emocional: tratamiento de conflictos de origen emocional que provocan malestar o bloqueos físicos, energéticos y mentales, así como baja autoestima, limitaciones o carencias en distintas áreas de la vida (económica, de pareja, de salud, disfrute de la vida…). Utilización de diversas técnicas (tapping, uso de canales energéticos, Ho'oponopono).

  • Sanación bioenergética y reconectiva: corrección de desequilibrios del campo energético, incluyendo chacras, meridianos y función orgánica, con el correspondiente reflejo en los cuerpos emocional, físico y mental. 

  • Regresión pasiva y desbloqueo de traumas: identificación y tratamiento de situaciones vividas de forma traumática por la persona, que le afectan en la actualidad de manera consciente o inconsciente, a través de la conexión con el origen de dicha situación mediante kinesiología (sin hipnosis ni re-vivencia de traumas).

  • Alivio de dolores agudos, mediante técnicas de tapping o conexión con campo energético.

Existe la posibilidad de tratamiento a distancia, o a través de un testigo en caso infantil o de inmovilidad, consultar para más detalles.